Alucina en una bahía bioluminescente en Puerto Rico