Bilbao, ¡verano a lo grande!