Bahía Mosquito y su fenómeno alucinante