Roma, el lugar donde hacerlo todo