El barrio de Argüelles, donde la noche de Madrid es de los jóvenes