Destinos

La información del mundo a tus pies

Mallorca_en_invierno
11 diciembre 2019

Disfruta en invierno de una Mallorca desconocida

No hay nada más recomendable para viajar con un presupuesto reducido como hacerlo cuando nadie más viaja: los hoteles están en plena temporada baja, hay montones de ofertas que tiran los precios por los suelos y lo mejor de todo, puedes disfrutar de tu punto de destino como si estuvieras solo. ¿Te apuntas a un viaje a contracorriente? Pues vámonos volando a la isla de Mallorca en pleno invierno.

Por una vez, las playas y el sol no van a ser el reclamo principal de tu viaje a una de las islas más completas para una escapada invernal. ¿Las echarás tanto de menos? Si tomas buena nota de todo lo que puedes hacer en Mallorca cuando el tiempo no acompaña, seguro que ni siquiera se te pasa por la mente la idea de bañarte en la playa.

Mallorca tiene mucho que ofrecer en los meses menos soleados, comenzando por su capital: Palma de Mallorca. La idea para comenzar tu visita es dejarte llevar por sus estrechos callejones empedrados, pararte en cualquiera de sus mercados o contemplar la inmensidad de sus edificios históricos. Entre ellos, merecen una mención especial tanto la Catedral de Palma de Mallorca como el Palacio Real de la Almudaina. No muy lejos del centro, el Castillo de Bellver también merece mucho la pena, así que toma buena nota para no dejártelo en el tintero.

Dejando a un lado la capital, hay muchos otros planes chulos en Mallorca para los que no te va a hacer falta más que las ganas de conocer nuevos rincones. Ponte el disfraz de explorador y asómate a conocer las famosas Cuevas del Drach, con más de dos kilómetros de longitud y un paisaje cavernoso digno de una película de Indiana Jones.

Por último, te proponemos acercarte a conocer el pueblo de Soller, una de las perlas más preciadas de la isla. Puedes llegar hasta este particular pueblo en ferrocarril desde Palma de Mallorca…pero no en cualquier tren, sino en el conocido como Tren de Soller. Lo que le hace tan especial es que se trata de un antiguo ferrocarril de madera, como los de antes, haciendo que la experiencia tenga un sabor con viaje al pasado. Atravesar los campos de Mallorca en un tren con tanta solera es toda una experiencia para recordar.

Como ves, la mayor de las Islas Baleares es mucho más que sus playas y calas tranquilas. Así que agarra el calendario y ve preparando la mochila para conocer la isla de Mallorca en su versión más desconocida y única.

Foto | Hans Johannson

0 Comentarios

Publicar un Comentario

captcha

Enviar