Destinos

La información del mundo a tus pies

29 enero 2020

Dublín en bicicleta: buenos sitios para visitar

Si eres de aquellos que buscan formas alternativas de recorrer las ciudades más vibrantes y acogedoras, para ti hay una forma de visitar un Dublín distinto, mucho más accesible y manejable: el Dublín que te lanzas a recorrer sobre los pedales de una bicicleta. ¿Preparado para no dejar una esquina de ésta emocionante ciudad sin pedalear? ¡Vámonos!

Dublín es una ciudad compacta, perfecta para recorrer de punta a punta con poco más que unos pocos golpes de pedal. Es por eso que empezar a tontear con la idea de moverse por sus calles en bicicleta tiene todo el sentido del mundo: sobre las dos ruedas de tu bicicleta vas a tener un muy fácil acceso al centro de la ciudad, al montón de parques por los que te dará un gustazo rodar y a los principales barrios que hacen tan atractiva esta ciudad.

A tu propio ritmo, puedes dedicarle un día de paseo para acercarte a conocer el barrio antiguo de Dublín, punto perfecto para echar un vistazo a las tiendas de antigüedades, disfrutar de un café a cualquier hora y regalarte una buena dosis de energía cuando se acerque la hora de la merienda. El barrio georgiano tiene, por su parte, el atractivo de una arquitectura digna de acercarse a visitar, además de varios parques donde descansar y museos como la Galería Nacional de Irlanda o el Museo de Historia Natural.

Repón energías y acércate a conocer The Liberties, el barrio de los pubs por excelencia donde pararte a regatear en cualquiera de sus mercados o asomarte al Castillo de Dublín, a no más de cinco minutos en bicicleta. Ah, y no dejes de visitar sus clásicas destilerías de whisky para aprender a saborear al menos uno de los más de setenta tipos de la versión irlandesa de este licor.

Y para que veas lo bien preparada que está Dublín para recorrerla en bicicleta, puedes usar el servicio público de alquiler de bicicletas en cualquier momento, pensada especialmente para facilitar los desplazamientos cortos en la ciudad. La tarjeta para tres días de uso tiene un coste alrededor de los cinco euros, nada que no pueda permitirse cualquier bolsillo.

¿Preparado para conocer Dublín desde una perspectiva sostenible, práctica y económica? Busca ahora tus vuelos al mejor precio y empieza la cuenta atrás para un viaje tan completo como divertido.

Foto: Mike Kniec

0 Comentarios

Publicar un Comentario

captcha

Enviar