Destinos

La información del mundo a tus pies

No podía faltar una foto de el famoso Moulin Rouge. Construido en la misma época que la Torre Eiffel, tiene mas de 100 años de existencia y es uno de los símbolos de la noche parisina.
18 septiembre 2019

No te vayas de París sin conocer Montmartre

Es el barrio bohemio parisino por excelencia, quizás no el de más grandes dimensiones pero definitivamente lo suficiente como para reunir muy buenas razones para dedicarle un día en tu próximo viaje a París. Se trata del barrio de Montmartre y estos son algunos de los motivos para pasarte a conocerlo.

Este particular barrio es conocido por haber sido históricamente el centro de referencia para los artistas de la capital, donde encontraban la inspiración necesaria para que las que hoy son obras maestras llegaran a ver la luz. Sin necesidad de ser unos eruditos, no tardaremos en hacernos una idea del fuerte tirón del barrio con tan solo mencionar algunos nombres propios de los artistas que vivieron en Montmartre: Van Gogh, Picasso o Renoir, por citar algunos.

El punto principal en esta sección de la ciudad es la Basílica del Sagrado Corazón, uno de los grandes iconos representativos de París. Desde lo alto de sus escaleras frontales merece la pena detenerse unos minutos para contemplar sus típicos edificios de fachadas blancas, con los reconocibles tejados de color gris que destacan desde el Sacre-Coeur (el nombre original de la basílica). Es la visita perfecta antes de adentrarnos a callejear por el barrio y sus estrechos callejones.

El punto neurálgico del barrio se encuentra en la Plaza de los Pintores (Place du Tertre), donde son clásicos los pintores que sobre la calzada empedrada se forjan un nombre haciendo retratos a los visitantes que curiosean por allí. Si te has quedado con las ganas de regalarte una auténtica crepe parisina en condiciones, este es el momento perfecto: la plaza está repleta de cafeterías.

También son típicos en Montmartre los antiguos molinos destinados a moler el trigo, de los que en la actualidad se conservan dos especialmente recomendables: el Moulin de la Galette y el Moulin Radet, siendo el primero de ellos un restaurante típico en la zona.

Finalmente, no puedes dar por concluido tu paseo por el barrio de Montmartre sin acercarte a conocer el mítico cabaré Moulin Rouge, donde siguen ofreciéndose espectáculos diversos. Se trata de un local acorde con la esencia de los cabarés tan de moda en los locos años veinte en París, o al menos su versión moderna.

¿Te has quedado con ganas de saber más? Reserva tus vuelos a París y acércate al barrio bohemio por excelencia.

Foto | Juanedc

0 Comentarios

Publicar un Comentario

captcha

Enviar