Destinos

La información del mundo a tus pies

Casa Horta Bruselas, en Bélgica
15 abril 2014

Pedaleando por Bruselas

¿Hay tanto que ver en Bruselas que no sabes por dónde empezar? Pues bien, piensa primero cómo quieres desplazarte... ¡y lo demás vendrá rodado! Si tu idea es pasar un buen rato con tus amigos, un plan divertido para ir familiarizándote con la ciudad puede ser un paseo sobre dos ruedas recorriendo los principales barrios de la capital belga. Moverse en bici por Bruselas es fácil y económico, pues cuenta con un servicio oficial de préstamo de bicis llamado Villo! (en francés vélo= bicicleta  y ville= ciudad), el cual permite recogerlas en una estación (las hay cada 450 metros) y dejarlas en otra que esté próxima a tu lugar de destino. Los primeros 30 minutos son gratis, a partir de ahí alquilarlas sale realmente económico. Si eres un viajero ocasional o estás de visita, usando tu tarjeta bancaria en las terminales Villo! dotadas con lector podrás adquirir tickets de un día (1,60 euros) o de una semana (7,50 euros). Pero si estás de Erasmus en Flandes o tu estancia es larga, te conviene entrar en la web y subscribirte al servicio, donde un año te costará sólo 32 euros, ¡regalado!

En Bruselas las rutas en bicicleta están limitadas a unas cuantas zonas específicas. Un ejemplo son los recorridos "Art Nouveau", que discurren por las zonas de la ciudad con mayor densidad de edificios modernistas. Resérvate mínimo 2 horas, ya que deberías parar en alguno de los museos y parques urbanos del recorrido. Los itinerarios pasan por  barrios como Balli, Brugmann o Chatelain y en tu camino podrás alternar visitas a espacios imprescindibles como el Horta con descansos en rincones como la Place du Chatelain. Así que ya sabes, dale fuerte a los pedales y, entre risas, acércate a los barrios modernistas en bicicleta. ¡Disfrutarás!

Foto| Marita Acosta

0 Comentarios

Publicar un Comentario

captcha

Enviar