Destinos

La información del mundo a tus pies

9 marzo 2022

Respira libertad en el Valle de Benasque

¿Cuándo fue la última vez que te arrancaste a correr por un verde prado rodeado de lagos y montañas como si nada importara? No nos lo digas: seguro que sucedió hace tanto tiempo que ya apenas te acuerdas. Y aunque no podemos asegurarte que visitando el Valle de Benasque vayas a recuperar el tiempo perdido, lo que si te prometemos es que vas a disfrutarlo a tope en cualquier época del año.

Para que dejes salir de ti tu versión más aventurera, este rincón del Pirineo Aragonés tiene mogollón de planes para que una escapada en la montaña se convierta en un viaje para el recuerdo: tienes pueblos de lo más cuqui, valles rodeados de montañas infinitas y lagos repartidos por aquí y por allá. Cubierto de un blanco manto de nieve en invierno o verde que te quiero verde en verano, el Valle de Benasque nunca decepciona a quienes se animan a descubrirlo.

El primer lugar al que querrás acercarte es el propio pueblo de Benasque. Y no te lo imagines aburrido en absoluto por estar perdido entre montañas: al contrario, si por algo brilla Benasque es por el trasiego constante de gente poblando sus callejuelas, terrazas y restaurantes. Montañistas, moteros, esquiadores y amantes de la naturaleza, unidos en un solo lugar.

¿Qué te apetece un día de esquí en las cumbres nevadas del Valle de Benasque? Si este es tu caso, tienes la estación de Aramón Cerler a no más de quince minutos para lanzarte por sus pistas en invierno o disfrutar haciendo senderismo en cualquier otra época del año.

Y aunque pueblos no le faltan al Valle de Benasque -como es el caso de Anciles, con sus casitas solariegas, o de Eriste, desde donde tendrás totalmente a mano las cimas más altas de los Pirineos-, el plato fuerte está en los lagos de montaña que pueblan el valle. Son en total más de cien lagos glaciares llenos de gargantas, cascadas y fuentes que merece la pena visitar.

Desde pequeñas aldeas hasta las rutas de senderismo entre lagos y montañas, el Valle de Benasque es el lugar perfecto para desconectar por completo del mundo. ¿Estás preparado para poner a cargar las baterías? Reserva tus vuelos a Barcelona y déjate llevar por los encantos del valle.

Foto: Olichel
0 Comentarios

Publicar un Comentario

captcha

Enviar