Destinos

La información del mundo a tus pies

27 octubre 2021

Descubriendo el Viejo San Juan de Puerto Rico

San Juan es de esas ciudades que parecen estar pidiéndote a gritos que salgas a recorrerla, que no dejes piedra por mover y que la disfrutes sin perder ni un solo minuto. Porque la vida en San Juan se cuece en sus calles, de plaza en plaza y, como no, en la zona fortificada de El Morro. ¿Aceptas el reto de visitar San Juan como los sanjuaneros? ¡Vamos que nos vamos!

Estás en San Juan, y ahora ¿qué? Pues lo primero de todo es ponerse la ropa de verano, cómoda y fresca, para después poner rumbo a la joya más preciada de la ciudad: es el Viejo San Juan (Old San Juan), la zona antigua de la ciudad protegida actualmente por dos impresionantes fortalezas: el Castillo de San Felipe (el Morro) y el Fuerte San Cristobal. Porque cuando hay un tesoro como San Juan entre manos, ¡hay que defenderlo con uñas y dientes!

Pero el Viejo San Juan tiene mucho más para ver que la zona de fortificaciones, ya de por sí espectaculares. A ritmo de callejuelas empedradas, museos, plazas y del jovial colorido que lo impregna todo -además de sus cientos de pequeñas tiendas y restaurantes-, este pequeño pero delicioso rincón del mundo se va a prestar encantado a satisfacer tus ansias de marcarte un inolvidable viaje al pasado.

Pronto descubrirás que el ambiente en el Viejo San Juan se mueve de plaza en plaza, así que no querrás dejar de pisar la Plaza de San José (famosa por su estatua de Juan Ponce de León), la Plaza de Armas o la Plaza Dársenas, situada de forma inmejorable frente al océano.

Y entre las calles más pintorescas en el Viejo San Juan, la calle que se lleva la palma es la calle Fortaleza. Es perfecta para recorrerla tanto de día como de noche, momento en que la magia comienza a hacer acto de presencia envolviéndolo todo en luces y sonidos tropicales.

Lo único que te va a costar en el Viejo San Juan es elegir el sitio en el que pararte a menear los bigotes. Lo recomendable aquí es lanzarse a probar la cocina típica en San Juan, con una gran personalidad (y contundencia, así que cuidado con las cantidades). Lo que está claro es que opciones no te van a faltar para catar la comida típica puertorriqueña, así que donde hacerlo es cosa tuya.

¿Te hemos puesto los dientes largos? Ahora la pelota está en tu tejado, así que busca vuelos a San Juan con Iberia y pásatelo en grande descubriendo la ciudad colonial con más encanto del mundo.

Foto: San Valadi

0 Comentarios

Publicar un Comentario

captcha

Enviar