Destinos

La información del mundo a tus pies

2360078617_1dfb2e425e_o
23 octubre 2018

Vida bohemia y Frida Kahlo en Coyoacán

La villa de Coyoacán representa uno de los barrios más memorables y pintorescos de la Ciudad de México, una pequeña joya escondida donde el frenético ritmo de la urbe da lugar a un paraíso histórico decorado con plazas coloniales, templos, mercados y un montón de instantáneas para disfrutar de un día al ritmo que marquen tus vacaciones.

Si cierras los ojos durante unos segundos y te imaginas atravesando un vórtice espacio-temporal, la sensación de aparecer repentinamente sobre una de sus estrechas calles adoquinadas te hará experimentar lo más parecido que vas a encontrar en este mundo a un viaje en el tiempo. Y todo esto sin la necesidad de recurrir a máquinas de partículas que puedan poner en peligro tu integridad física.

Este barrio es la zona cultural de la capital, el recodo bohemio por excelencia que además fue reconocido por la Unesco como enclave histórico por su increíble estado de conservación, un fiel reflejo de lo que fue la antigua ciudad de México durante los tiempos de la colonización española. De hecho, es por la atmósfera de cuento mágico presente en el barrio de Coyoacán que haya sido elegido como residencia por multitud de artistas a lo largo del tiempo, entre estos la archifamosa artista mejicana Frida Kahlo.

Es por eso que precisamente en Coyoacán y no en otra parte del mundo podrás visitar el Museo Frida Kahlo, donde se encuentra el que fuera su taller y hogar a lo largo de toda su vida (la llamada Casa Azul). Además de poder ver de primera mano algunos de los utensilios y pertenencias de la artista, un recorrido por su taller te permitirá presenciar de primera mano el famoso espejo empleado por Frida en el gran número de autorretratos que forman su colección. Aunque mencionar su nombre tres veces frente al espejo no la traerá de vuelta, la sensación de estar allí merece mucho la pena.

Por último, después de un buen paseo por el barrio y apuntando ya hacia la hora de comer, Coyoacán es el lugar perfecto degustar los antojitos típicos de la zona (tortas de maíz con distintos aderezos), en cualquiera de sus calles o en el Mercado de Antojitos, un espacio donde disfrutar de la gastronomía mexicana bocado tras bocado. Viaje en el tiempo, Frida Kahlo y día gastronómico todo en uno, ¿qué más quieres para un día en la Ciudad de México?

Foto | Christian Córdova

0 Comentarios

Publicar un Comentario

captcha

Enviar