Destinos

La información del mundo a tus pies

6 noviembre 2020

Visita el Valle del Duero portugués en otoño.

¿Quién no ha conocido Portugal y se ha convertido en un fiel devoto del país vecino? No solo su gente es de lo más amigable que te puedas encontrar por el mundo, sino que las opciones para disfrutar de todos sus encantos son infinitas. Entre ellas, asomarte a conocer el buen rollo surfero de Ericeira, disfrutar del buen vino en Vila Nova de Gale o refrescarse -si el buen tiempo acompaña- en las playas de la Costa Caparica.

La buena noticia es que esta es solamente una pequeña muestra de lo que puedes hacer una vez cruzada la frontera a la altura de Zamora o Salamanca (donde puedes hacer una parada de lo más recomendable para conocer los Arribes del Duero). Una vez al otro lado te toparás de frente con el Valle del Duero y todo lo que éste tiene para ofrecerte.

Puedes combinar tu viaje al Valle del Duero conociendo Oporto (la ciudad que más a mano vas a tener), o incluso acercándote a las Rías Baixas en Pontevedra. Lo que quieras para una escapada que no vas a olvidar fácilmente.

Ahora bien, ¿qué puedes ir contemplando visitar en tu viaje al Valle del Duero portugués? En primer lugar, sus paisajes únicos formados entre extensos viñedos, terrazas y miradores desde los que contemplar la inmensidad de sus campos.

Si finalmente decides comenzar tu viaje por Oporto, un buen primer punto de destino es el pueblecito de Mesão Frio, con una de las primeras fotos del Valle del Duero que querrás incluir para tu colección de recuerdos viajeros. O acercarte a Pinhão, un pequeño pueblo en cuyas viñas se elabora uno de los más reputados vinos Oporto.

En resumen, el Valle del Duero y sus encantos lusos merecen una escapada en condiciones cuanto antes. No te lo pienses más y elige los vuelos que mejor se acomoden a tu calendario antes de que sea demasiado tarde.

Foto: RAM21

0 Comentarios

Publicar un Comentario

captcha

Enviar